Photo by Simon Migaj on Unsplash

Muy pocas personas conocen verdaderamente el poder que la mente tiene en nuestro cuerpo. Pero es extraordinario lo que nuestra mente puede hacer.

¿Sabes qué es el efecto placebo? Según nuestro diccionario de google es un ¨Sustancia que carece de acción curativa pero produce un efecto terapéutico si el enfermo la toma convencido de que es un medicamento realmente eficaz; tiene el mismo aspecto, gusto y forma que un medicamento verdadero pero está hecho de productos inertes y sin ningún principio activo.¨ Esto quiere decir que tu mente puede tener un efecto totalmente positivo y curativo en tu cuerpo si así lo programas.

Ahora, ¿cómo podemos transformar nuestra mente? A través de nuestros pensamientos. Todo esto parte de la idea de que nuestra vida está dirigida por nuestros automatismos de pensamiento adquiridos en el pasado e inscritos en el cuerpo. Al perpetuar los mismos pensamientos, siempre tomamos las mismas decisiones que conducen a los mismos comportamientos, que nos harán pasar por las mismas experiencias, que a su vez nos harán sentir las mismas emociones, que simplemente generarán los mismos pensamientos, y siempre vivimos lo mismo en un bucle que nos hace permanecer biológicamente iguales.

Nuestros pensamientos son el lenguaje de la mente y nuestras emociones el lenguaje del cuerpo. Un pensamiento puede generar una emoción, a través de la producción de péptidos transmitidos en el cuerpo. Esto produce una emoción que, a cambio, se percibe, conscientemente o no, en el nivel de la mente, lo que llevara a emitir un pensamiento que es la consecuencia de ella, lo que va a su vez generar la emoción. Así es como reproducimos siempre los mismos pensamientos y emociones. Tenemos circuitos neurológicos preferenciales que tendemos a activar muy regularmente. Al estar siempre inmersos en el mismo tipo de emociones y pensamientos, siempre permanecemos en los mismos estados mentales. De esta manera, nuestra mente ya no lleva las riendas, es nuestro cuerpo el que condiciona la mayoría de las veces nuestros pensamientos, de acuerdo con eventos pasados que han impreso su modo de funcionamiento que seguimos repitiendo. Y todo esto está inscrito en la mayoría de las células de nuestro cuerpo que están regularmente involucradas en este circuito pensamientos-emociones.

Según la Universidad de California en Los Ángeles, “tenemos alrededor de 60.000 a 70.000 pensamientos por día, de los cuales el 90% son exactamente iguales al día anterior.”

Además, los pensamientos inconscientes representan aproximadamente el 95% de nuestra mente. Entonces el truco es ser conscientes de nuestros pensamientos y aprender a cambiarlos. Para hacerlo se recomienda comenzar con la práctica constante de la meditación. El significado que le damos a lo que vivimos es lo que determina el funcionamiento de toda nuestra biología.

¿Cómo comenzar con el cambio de nuestros pensamientos? Te damos 7 prácticas que pueden ayudarte.

  1. Ejercicio físico: Simplemente con al menos 20 minutos de ejercicio diario o actividad física verán un cambio extraordinario positivo en la manera que piensas y sientes.
  2. Curiosidad intelectual: Pasar parte de nuestro tiempo explorando nuevas ideas nos facilitará alcanzar una mente y cuerpo más sanos. Las personas abiertas a nuevas experiencias tienen un mejor funcionamiento inmunológico y cardiovascular así como también incrementa nuestra plasticidad cerebral.
  3. Desarrollar la creatividad: Muy similar a la curiosidad intelectual, desarrollar tu creatividad y armar por ejemplo rompecabezas, incrementa nuestra plasticidad cerebral, que es la capacidad de las neuronas de adaptarse ante nuevas experiencias o aprendizajes. Al ser más creativos creas nuevas conexiones en tu cerebro.
  4. Medita: La práctica de la meditación es una de las actividades más efectivas para tener salud mental porque conectas contigo mismo, conectas con la glándula pineal y te ayuda a mantenerte en el presente. Meditar te ayuda a estar en correcta sincronía con las cosas que te pasan día a día sin estresarte o cualquier emoción negativa.
  5. Logra un balance energético: Aquí hablamos de encontrar un balance en tu vida, tanto por ejemplo las calorías que ingieras con las que gastas hasta tus actividades diarias. Aprender a decir ¨no¨ a alguna actividades o eventos puede darte paz mental y sobre todo lograr un equilibrio en tu vida de lo que verdaderamente te hace feliz.
  6. Agradece: Agradecer todos los días nos pone en una sintonía positiva con nuestra mente y nuestro cuerpo que nos da una sensación de bienestar y cambia incluso nuestras células. Es una actividad que te puede llevar alrededor de 10 minutos al finalizar tu día y verás cómo cambia la percepción que tienes de tu entorno, de tu cuerpo y de las cosas que te pasan día a día.
  7. Dieta equilibrada: Otro punto muy importante es llevar una dieta equilibrada, ser consciente de lo que consumimos en nuestra dieta es uno de los pasos más fundamentales para tener una mejor salud. Cuando comes correctamente cambia tu cuerpo, cambia tu energía y cambia tu mente.

Si quieres conocer más a detalle sobre este tema, en los libros de Joe Dispenza ¨El placebo eres tú¨ y ¨deja de ser tú¨ conocerás un poco más como manejar mejor estos pensamientos y emociones para transformar tanto nuestra mente como nuestra salud.

Aquí un canal de youtube con meditaciones guiadas que te pueden ayudar con la práctica diaria de la meditación https://www.youtube.com/channel/UCvZKEunQgNxg6iJh62YGcdQ

Y si quieres tener un mejor estilo de vida, te recomiendo que preguntes directamente en Liberet, te ayudaremos a cumplir tus objetivos con la mejor calidad.

Escrito por: Naomi Aguilar

Recibe envios gratis por 3 meses

**Solo ciudades participantes a partir del 1ro de Diciembre.

¡Revisa tu correo pronto!