Cenar ligero es muy importante porque durante nuestro descanso de la noche los alimentos que consumimos se procesan más despacio, y esto es debido a que no hacemos ninguna actividad física. Debemos cenar los alimentos adecuados y la cantidad adecuada para tener beneficios en nuestra salud.

¿Te ha paso que cuando cenas mucho no puedes dormir? Una recomendación para que esto ya no suceda es que cenes 2 horas antes de irte a dormir, y así podrás hacer el proceso de digestión adecuadamente antes de ir a la cama. Puedes convertir esto en un hábito.

Queremos darte algunas ideas de cenar ligeras y rápidas que puedes preparar en casa para que te acuestes satisfecho y disfrutes de los beneficios de una mejor digestión.

Aguacate relleno

Parte un aguacate en dos y vacía la mitad, pica la pulpa y mézclala con otros ingredientes que te gusten (por ejemplo jitomate, pimientos, perejil fresco, cilantro fresco, cebolla, elotes tiernos, zanahoria rallada, etc.).

Sírvetelo en la cáscara del aguacate, que también servirá de bowl. Adórnalo a tu gusto con un poco de crema ácida, sal y pimienta. Voilá, tienes lista una cena ligera para disfrutar en casa.

Hummus

Puedes hacerte un hummus, que es super fácil de preparar. Ya que consta de puré de garbanzos a la que vas agregando otros ingredientes que le dan un gran toque de sabor: tahín, ajo, aceite de oliva, sal, pimienta y limón. Pones los ingredientes en una procesadora y puedes adornar con un poquito de verdura.

Acompaña esto con pedazos de pan integral tostado en rebanadas y con un poco de ajo untado. Puedes poner de lado un poquito de hojas frescas como espinacas y listo, otra cena deliciosa. ¡Inténtalo!

Verduras salteadas

Elige siempre verduras de la temporada (brócoli, calabaza, jitomate, zanahoria, pimientos, cebolla, etc). Lávalas, pélalas y córtalas en trozos medianos o en juliana.

Comienza la base del salteado con un poco de aceite, cebolla, ajo y alguna especia puedes añadir una ración de proteína como tofu o pedazos de pollo. Pon sal y pimienta y ¡listo! Tendrás un platillos riquísimo en cuestión de minutos.

Tacos de lechuga

Sabemos que una cena tradicional mexicana son los tacos, pero podemos darle un twist al hacerlos de lechuga orejona y saben deliciosos, muy frescos. Les puedes poner dentro atún, pollo o pechuga de pavo, algunos vegetales como cebolla, jitomate, champiñones, etc. Y acompañarlos de tu salsa favorita.

Se pueden hacer un millón de combinaciones, no te vas a arrepentir. Es una cena realmente deliciosa y saludable.

Pollo a la plancha

Otra opción muy buena para la cena es el pollo a la plancha, ya que es una cena rica y que te deja satisfecho sin ser muy pesado.

Puedes marinar tu pedazo de pollo en jugo de limón durante 1 hora y preparar una mezcla de un poco de aceite, sal de ajo, pimienta y cebolla en polvo. Después llevar la mezcla y tu pollo a un sartén bien caliente y dejar que se dore muy bien por los dos lados. Puedes acompañar tu pollo con tus verduras favoritas. Y tendrás una cena realmente fácil y deliciosa.

Comenzar una vida saludable es muy bueno para ti salud tanto mental, física y emocional, te recomendamos este post para que sepas que comenzar a comer sano es muy fácil.

Escrito por: Naomi Aguilar

Recibe envios gratis por 3 meses

**Solo ciudades participantes a partir del 1ro de Diciembre.

¡Revisa tu correo pronto!