Photo by Toan Nguyen on Unsplash

Llevar una buena dieta es de las cosas más importantes para mantener un cuerpo y piel sanos, ayuda a muchos aspectos de nuestra vida pero el día de hoy te hablaremos específicamente de la piel.

La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo y refleja mucho cómo nos encontramos por dentro en cuestión de salud. La alimentación juega un papel muy importante a la hora de mejorar nuestras funciones corporales, ya que ayuda a nuestros sistemas y órganos a luchar contra las enfermedades y preservar nuestra salud. Muchos estudios han encontrado una relación directa entre el desequilibrio del microbioma de nuestro aparato digestivo y la piel. Como ya mencionamos, es el órgano más grande de nuestro cuerpo, por lo que parece lógico que si cuidamos nuestro estómago, la piel obtendrá sus beneficios también.

Para tener una piel sana, hay que evitar los tóxicos que puedan hacer trabajar de más a nuestros órganos de limpieza, evitar técnicas culinarias no saludables y eliminar alimentos que nos quitan vitaminas y minerales necesarios para la renovación celular, como lácteos, harinas y azúcares refinados, grasas malas y alimentos procesados.

Te damos una lista de 8 alimentos que te ayudarán a que tengas una piel sana:

  • Chía: Es un super alimento rico en Omega 3, aportan aminoácidos de alta bio-disponibilidad y son lo que las hace ideales frente a problemas de piel como las arrugas o la sequedad.
  • Duraznos: Su color anaranjado se debe a su riqueza en betacarotenos y sustancias precursoras de la vitamina A, imprescindible para la renovación celular.
  • Pepino: Tiene un gran poder hidratante, por lo que cumple muy bien la función de depurar y estimular el proceso de limpieza de la piel.
  • Pimiento rojo: Es el alimento con más contenido en vitamina C. Esta resulta imprescindible para la formación del colágeno, proteína que sostiene la piel.
  • Cúrcuma: Como gran especia anti-inflamatoria, puede ser muy recomendable para el acné.
  • Semillas de sésamo: Aportan grasas saludables y son las semillas más ricas en metionina, un aminoácido azufrado necesario para formar colágeno.
  • Frutos de bosque: Son ricos en antioxidantes, necesarios para que no se desestructure la piel. Si son silvestres contienen mayor cantidad, pues la planta los ha tenido que desarrollar para hacer frente a las inclemencias del clima.
  • Espirulina: Este superalimento, tiene capacidad para nutrir y desintoxicar la sangre, así como para favorecer los procesos de regeneración celular. Esto ayuda a evitar la piel seca y a retrasar la aparición de arrugas.

Como ya mencionamos antes, llevar una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, mantenerte hidratado y relajado es algo de lo que tu cuerpo y piel estarán agradecidos. Si te cuidas bien la piel de joven le restarás años más adelante. La prevención es la clave.

Si quieres llevar una mejor dieta nosotros podemos ayudarte, contáctanos.

Escrito por: Naomi Aguilar

Recibe envios gratis por 3 meses

**Solo ciudades participantes a partir del 1ro de Diciembre.

¡Revisa tu correo pronto!